nuestra historia

Pasión ancestral por los grandes vinos

La historia de nuestra familia en Argentina inicia en 1998, fusionando el saber-hacer francés desde 1804, con la experiencia argentina y el terroir mendocino.

Michel Rolland, Enólogo Asesor de Château Léoville Poyferré y de Château Le Crock, propiedades de la familia desde más de un siglo, ofreció a Bertrand y Jean-Guy Cuvelier invertir en su proyecto andino. Seducidos por Mendoza y por el proyecto de «Clos de los Siete», decidieron lanzar Cuvelier Los Andes. Buscando implementar sus técnicas de elaboración de Grand Cru Classé de Bordeaux en el Valle de Uco, desarrollaron vinos de excelencia y de guarda, con un estilo muy bordelés y crearon assemblages con base de Malbec, que se podrían presentar orgullosamente como los primos argentinos de Château Léoville-Poyferré.

Desde el inicio la familia decidió confiar el futuro de Cuvelier Los Andes a un enólogo mendocino de vasta trayectoria, Adrian Manchón, Primer Enólogo y Gerente General. A partir del 2009, Baptiste y Guillaume Cuvelier están al mando del proyecto, siendo la segunda generación de la familia en Mendoza y llevando nuestros vinos a los mejores y más exigentes mercados del mundo.

Adrián Manchón, primer enólogo y gerente general.

Adrián Manchón, Matías Desanto y Soledad Bustos, enólogos.

familia cuvelier